Exfoliarse cada semana

No hay nada que me guste más, que tener un ratito para mi y dedicarlo a hacerme cuidados naturales. Un básico que hago una vez a la semana, o dos, es exfoliarme la cara con aceite de oliva (de primera prensada en frío) y sal fina (a poder ser del himalaya o de mar).
La gente se cree que exfoliarse es eliminar las primeras capas de la piel muerta, y se frotan con fuerza hasta quedar como tomates.. y no, no es así.
Cuando nos exfoliamos, lo que hemos de hacer es eliminar la piel que sobra, así que no hemos de frotar mucho rato ni muy fuerte... más bien sería como hacer un suave masaje con las yemas de  los dedos.



Para hacerte este exfoliante necesitarás:
-aceite de oliva de primera prensada en frío (o cualquier aceite vegetal que tengas en casa)
-sal fina (mientras más natural, mejor)
-un cuenco
-un palito de madera para mezclar bien

Preparamos la mezcla y nos añadimos un poco en la cara, vamos masajeando con pequeñas caricias cortitas con las yemas de los dedos, y retiramos con agua.

¡Y no os olvidéis de hacerlo una vez a la semana!

No hay comentarios

Publicar un comentario