Mascarilla de agua de avena y arcilla verde

lunes, 18 de febrero de 2013

Hoy os propongo una mascarilla para pieles sensibles, que aporta muchos nutrientes y vitaminas, y calma la piel.



Materiales:
-un recipiente para hacer la mezcla
-un palo o cuchara para mezclar los ingredientes
-una gasa (para hacer un saquito con la avena)
-hilo (para cerrar el saquito de avena)
-un pincel, para aplicar la mascarilla

Ingredientes:
- salvado de avena
- arcilla verde
-un poquito de agua, a ser posible mineral.

*La avena es un cereal ideal para pieles sensibles, que calma y refresca la piel. Además de hidratarnos, el agua o leche de avena nos proporcionará mucha hidratación. Es perfecta para calmar las irritaciones de la piel, por eso es tan apropiada para pieles sensibles o infantiles.

*La arcilla es muy conocida en el mundo de la cosmética natural, ya que como se forma por la descomposición de las rocas por la acción de viento y del agua, es muy rica en sales minerales. Las hay de diferentes colores, en este caso vamos a usar la arcilla verde, que es conocida como "multiusos", ya que sirve para casi todo. La arcilla verde destaca por ser purificante y antibacteriana.

Preparación:
Ponemos en un recipiente un chorrito de agua. Por otro lado, abrimos una gasa, y echamos sobre ella un puñado de salvado de avena. Luego cerramos la gasa para formar un saquito con el salvado, que cerraremos con un poquito de hilo.
Una vez tenemos nuestro saquito de avena, lo metemos en el agua, y lo dejamos allí unos 2 minutos, para que la avena se hidrate y absorba el agua. Una vez la avena ya ha abosrbido el agua, en el mismo recipiente vamos "estrujando" nuestro saquito, para que vaya saliendo el agua o leche de avena, y con el todas las vitaminas y los nutrientes de la avena. Veremos que, poco a poco, el agua se va convirtiendo en leche.
Cuando ya hayamos estrujado bien el saco, apartamos y vamos añadiendo a la leche de avena la arcilla verde, hasta que nos quede una pasteta un poco espesa, para poder aplicarla facilmente sobre el rostro con un pincel (mientras más espeda más fácil de aplicar)








Aplicación:
Una vez hecha la mascarilla, la vamos aplicando sobre el rostro con la ayuda de un pincel. Es importante poner una capa bien gruesa, y uniforma, y no aplicar la mascarilla en el contorno de los ojos.
Dejamos actuar la mascarilla unos minutos, y cuando veamos que se empieza a secar (se va aclarando y solidificando), retiramos con agua.
Al acabar, aplicamos nuestra crema hidratante como de costumbre.



 La avena se puede comprar en cualquier super o colmado, y la arcilla verde la venden en tiendas más especializadas. Os dejo dos tiendas online donde la podéis encontrar arke y gran velada.

5 comentarios

  1. pues mira, creo que lo probaré porque últimamente me ha dado pavor eso del cuidado de la piel después de los 25 años ( llevo ya más de un lustro de retraso :-P ) y me he dado cuenta de que tengo la piel sensible, algunos tónicos y cremas me producen un poco de escozor, así que creo que esta mascarilla me irá genial!

    ResponderEliminar
  2. Si! Y ademés puedes irte haciendo leche de avena, y te la vas aplicando como si fuera tónico, eso calmara mucho tu piel! ;)

    ResponderEliminar
  3. Que buena idea! pero una pregunta... ¿dónde se consigue la arcilla verde y el salvado de avena? :s Creo que me voy a animar a hacerme una mascarilla de estas un día! :)

    ResponderEliminar
  4. Graciaaaas! vi tu comentario en mi blog! ya te contaré que tal me va con la mascarilla :))

    ResponderEliminar
  5. Es muy buena, ademas para la piel sensible tambien es muy buena la arcilla roja, lo importante es saber que este tipo de mascarilla es mejor hacertelo cada 7 o 10 dias, porque hay veces que exageramos sin saber, yo lo he probado y los resultados los ves el mismo dia la piel se pone muy suave y se mucho mas limpia

    ResponderEliminar

Gretelain blog © - DISEÑO BY HERPARK