Videotirual en DIYclub

Videotirual en DIYclub

Hola! Ya he vuelto!
Ha sido un año muy largo y me han pasado muuuuchas cosas, algunas muy tristes y algunas geniales, como que he sido mamá de Lucas! ;)
Bueno, pues hoy me paso por aquí para anunciaros que he vuelto a las andadas! Y que lo he hecho por la puerta grande jajajajaja, con una colaboración con DIYCLUB!!

DIYclub es una web donde hay tutoriales de todo tipo! Está genial! Si te gustan las manualidades y la creatividad, no te la pierdas!




Nos vemos pronto!
Granola casera

Granola casera


Poco a poco intento retomar el blog. Es algo que me gusta, pero reconozco que a veces no tengo tiempo. Y que otras veces, cuando tengo tiempo no tengo fotos... o inspiración.
Pero bueno, poco a poco espero retomar la ilusión con la que empecé este blog.
Como os he comentado alguna vez, estoy intentando llevar una vida más natural. No siempre es fácil, pero poco a poco voy abrazando nuevas rutinas con las que me siento cada día más a gusto.
Una de estas rutinas, es fabricar en casa nuestra propia granola. La verdad es que es fácil y rápida de hacer, y lo mejor de todo es que puedes inventar, según los ingredientes que tengas en la cocina.
Nutricionalmente hablando, ya sabéis que no es la opción menos calórica del mundo, pero está claro que una granola hecha en casa lleva mucho menos azúcar y menos cosas malas que cualquier paquete de kellogs que compremos. Nuestro pequeño truco, para intentar rebajar el azúcar en casa, es, poco a poco irnos acostumbrando a sabores menos endulzados, y aunque al principio es un poco "raro" al final te acostumbras.


Para preparar esta granola en concreto utilicé:

-Cacao puro en polvo
-Copos de avena
-Salvado de avena
-Avellanas
-Almendras
-Sirope de arce
-Panela

No os digo cantidades por que lo hice a ojo. Y como os he contado antes, primero puse un poco de panela y sirope, luego mezclé bien y lo probé, cono no estaba nada dulce, añadí un poco más de panela y sirope, hasta que, aunque no es una granola dulzona, si se aprecia un poco el gusto dulce.

Preparación:

Encendemos el horno a 100 grados, para que se vaya calentando, y mientras tanto mezclamos en un bol todos los ingredientes al gusto. Yo he picado las almendras y las avellanas un poco, pero porque no me gusta encontrarme trozos grandes, pero se que hay gente que no lo hace. Una vez preparada la mezcla, sobre una bandeja de horno ponemos papel de hornear y repartimos bien la mezcla por toda la bandeja. Metemos en el horno unos 10-15 minutos. Cuando creemos que se ha dorado un poco retiramos. Aquí es muy importante tener en cuenta que la granola, cuando la sacamos del horno va endureciendo, así que es mejor retirarla cuando aún no está dura del todo.

¿A que es fácil pasarse a la granola casera?


Sonríe, vive y disfruta

Sonríe, vive y disfruta


No ha sido un año fácil, nos os voy a engañar. De hecho, están siendo unos años complicados. Hay momentos malos, momentos no tan malos, y momentos buenos.
Pero si algo he aprendido, es a SONREÍR.
A sonreír mucho en los momentos buenos, a sonreír en los momentos menos malos, y a intentar sonreír en los momentos malos.
Y sobretodo, he aprendido a VIVIR, a vivir intensamente mi vida, lo bueno, lo malo y lo que me venga.
Y a DISFRUTAR. Ahora disfruto de todo. Sobretodo de las cosas más simples y más pequeñas, porque ahora se que son las mejores.

Así que este nuevo año SONRíE, VIVE y DISFRUTA

DIY: Exfoliante casero natural

DIY: Exfoliante casero natural


Se acercan las fiestas de navidad, (bueno aún falta bastante, pero yo, como el Corte Inglés), y has de empezar a cuidar tu piel para que cuando llegue la navidad esté radiante.
Hoy te voy a enseñar a elaborar un exfoliante casero, natural y muy bueno para tu piel ¿Te animas?

Para hacer tu exfoliante necesitarás:

Productos:
-hueso de albaricoque
-aceite de vegetal

opcional:
-vitamina E

Materiales:
-un envase



*Yo he usado hueso de albaricoque porque me encanta, pero puedes usar sal fina, azúcar o cualquier tipo de semilla como la amapola. El hueso de albaricoque ya lo venden asíy yo el mío lo he compardo aquí

*Aceite vegetal: puedes usar cualquiera, yo en este caso he usado el de avellanas, porque es suave y me encanta el aroma.Los aceites vegetales son más fáciles de conseguir, sobretodo el de almendras dulces.

*Como conservante he utilizado la vitamina E porque es el conservante natural que uso para los aceites. La vitamina E la he comprado en arké, una tienda de Barcelona, pero que también tienen tienda online.

*Recuerda que al ser cosmética natural casera, es mejor que utilices envases pequeños para que no se te estropeen.



Preparación:
1. Desinfecta bien la zona de trabajo con alcohol.
2. Pon las semillas de albaricoque o el producto que hayas escogido en tu envase.
3. Rellena con aceite vegetal hasta cubrir todas las semillas, se generosa.
4. Añade 1 gota de vitamina E.



Aplicación:
Lo ideal es exfoliarse casa semana, pero depende del tiempo que tengas y de tu tipo de piel. Si tienes la piel muy sensible mejor hazte un exfoliante cada 15 días, y si tienes la piel muy grasa, quizá no siempre debas exfoliarte con aceite vegetal (* pronto publicaré un exfoliante sin aceite para las pieles muy grasas).
Una vez preparado tu exfoliante, extiende sobre tu piel el producto y haz un suave (muy suave) masaje con los dos dedos de la mano. También puedes aplicarte pequeños golpecitos con las puntas de los dedos. Luego aclara con agua, y pon los cuidados que utilices normalmente (¡cuanto más naturales mejor!)

Sobretodo: ten en cuenta que cuando exfolias tu piel, lo que quieres es eliminar las células muertas, es decir, lo que se conoce como piel muerta. ¿Porque te cuento esto? Porque en los tuppers beauties que doy, todo el mundo frota la cara como si no hubiera un mañana, y no se ha de hacer. Recuerda: sólo eliminar la piel muerta, no toda la piel de la cara. Así que un masaje suave y listo.

Anímate a preparar tu exfoliante casero natural, y si tienes cualquier duda escríbeme a gretelain@gmail.com.






Batitos verdes II: endivia y pomelo

Batitos verdes II: endivia y pomelo



Hace ya tiempo que descubrí los zumos o batidos verdes. Al principio estaba un poco perdida, y mezclaba todo lo que se me ocurría o tenía en la nevera, pero como te conté aquí, al final, lo que a mi me funciona mejor, es no hacer grandes mezclas y usar sólo una fruta, y una o dos hortalizas.
Hoy te voy a contar un truco que a mi me ha ido fenomenal, y es hacer tu batido o zumo por la noche. ¿Porque? Pues porque en mi caso, por las mañanas, no siempre tengo tiempo, pero sobretodo porque mi máquina hace bastante ruido y me sabe fatal despertar a todo el vecindario....Así que ahora me he acostumbrado a hacerme mi zumo o batido por la noche, antes de irme a la cama. Me lo preparo, lo pongo en un bote de cristal cierre (los típicos de conserva, lo dejo en la nevera y limpio la máquina.
Quiza estarás pensando que algunas vitaminas o minerales se pueden perder por el camino, y quizá sea así, pero es mejor tomar un zumo o batido hecho el día anterior que no tomar ninguno ¿no? ;)
Bueno, después de haberte rebelado mi truco vamos con el zumo de hoy.
Es un zumo de endivia, pomelo, cúrcuma y pimienta.
Te he de confesar que no soy muy amiga ni del pomelo ni de la endivia, pero este zumo me gusta mucho. Al principio te puede resultar raro porque es un poco amargo, pero luego verás que te va gustando cada sorbo más y más.


Propiedades de los ingredientes:

El pomelo es una fruta que contiene muy poco azúcar, ayuda a regenerar el sistema inmunitario y es un poco laxante,
La endivia, gracias a su sabor amargo, es antiinflamatoria, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, rebaja el colesterlo malo, y es rica en fibra.
La cúrcuma y la pimienta son complementarias, puesto que la pimienta negra potencia los efectos de la cúrcuma. La cúrcuma es muy aintiinflamatoria, digestiva, protege el hígado y ayuda a eliminar las piedras de la vesícula.

En cuanto a la cantidad yo acostumbro a hacerlo con un pomelo,dos envdivias, y un pellizquito de cúrcuma y pimienta negra, pero es cuestión de gustos y de ir probando como te gusta más a ti.


¡Salud!

Y si te animas ya me contarás si te ha gustado.

Pd: Este zumo lo conocí gracias a este blog.
Desmaquillante milagroso

Desmaquillante milagroso





Hoy te voy a enseñar a elavorar un desmaquillante milagroso.
Es totalmente natural, homemade, y funciona de maravilla... ¡Que más se puede pedir!. Yo lo uso  para desmaquillarme los ojos.

Para hacerte tu desmaquillante natural necesitarás:

Productos:
- agua mineral
- aceite vegetal

opcional:
- Vitamina E
- semilla de pomelo

Materiales:
- envase pequeño
- colador

*Agua mejor: que sea mineral (embotellada) o  destilada, porque el agua del grifo tiene mucha cal y eso reseca la piel.

*Aceite vegetal: puede ser cualquiera, de oliva, de almendras dulces, de avellana... En este caso, aunque soy amante del aceite de oliva, he usado el de almendras porque para el desmaquillante el aceite de oliva me resulta muy denso.

*Como conservantes naturales he usado la vitamina E para el aceite vegetal y la semilla de pomelo para el agua. Si usas un envase pequeño no hace falta que añades conservantes, eso si, a la que veas que cambia el color o el olor de tu desmaquillante tíralo.

Preparación:

1. Desinfecta bien la zona con alcohol.
2. Rellena 3/4 partes de tu envase con agua mineral, puedes ayudarte con un embudo pequeño.
3. Rellena la parte que falta (1/4) con el aceite vegetal que hayas elegido.
4. Añade 1 gota de vitamina E y una gota de semilla de pomelo. (paso opcional)

¡Agita bien y ya tienes tu desmaquillante!

Aplicación:
Primero mueve bien la mezcla para que se mezcle el agua con el aceite. Este paso lo tendrás que repetir cada vez que vayas a usar tu desmaquillante, porque el agua y el aceite tienden a separarse. Una vez bien agitado, con el algodón bien empapado de desmaquillante, cubres toda la zona del párpado, y cuenta 10 segundos. Luego retira suavemente deslizando el algodón por la parte más maquillada.

Esto se hace así, porque hemos de dar tiempo a la "grasa" del aceite vegetal a capturar las partículas de maquillaje (que también son grasas). Y una vez capturadas, con la ayuda del agua, arrastramos esas partículas fuera de la zona.


Anímate a preparar tu desmaquillante milagroso, y si tienes cualquier duda escríbeme a gretelain@gmail.com.